¿Cómo se califica por edades una película en España?

Al terminar de producir una película en España suele surgir la pregunta ¿cómo se califica? La calificación de una película es realizada por el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), que es un organismo dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte.

El sistema de calificación por edades de obras cinematográficas en España se basa en la Ley de Cine de 2007 y utiliza las siguientes categorías:

Sistema de Clasificación por grupos de edad.

¿Por qué la calificación por edades de una película es tan importante?

En primer lugar, los distribuidores y productores de películas deben cumplir con los requisitos establecidos por el ICAA para poder distribuir o estrenar sus películas en salas de cine y uno de ellos es haber obtenido la calificación por edades.

Por otra parte, la calificación ayuda a informar al público sobre el contenido de la película y a advertir sobre posibles escenas o situaciones que puedan resultar inapropiadas para ciertas edades.

Pero no hay que olvidar que la calificación por edades de una película no es un sistema de censura previa, sino una medida que busca proteger al público; de hecho, la Ley del Cine de 2007 establece que la calificación debe basarse en criterios objetivos y respetar la libertad creativa de los cineastas.

Cartel de la película "Baby" de Juanma Bajo Ulloa
Cartel de la película «Baby» de Juanma Bajo Ulloa, en la que participamos

¿Quién debe solicitar la calificación por edades de una película?

Las productoras o distribuidoras que sean titulares de los derechos de explotación sobre la película pendiente de calificar.  

¿Cuándo se debe realizar la calificación de una película?

Antes de comercializar, difundir o publicitar la película, una vez ha finalizado la producción de la película. No obstante, si la película es española, la solicitud se debe presentar en el mismo momento que se solicite el certificado de nacionalidad.

Pero lo más importante, ¿cómo se califica una película en España?

Hay que presentar ante el ICAA:

  • Una copia de la película tal y como va a ser exhibida.   
  • Una memoria en la que se detalle el título original y de comercialización, empresa distribuidora, y/o productora en el caso de películas españolas, año de producción, director y sinopsis argumental de la obra, así como su duración y/o metraje, según el soporte de que se trate.
  • Un justificante del abono de la tasa correspondiente.
  • A efectos de acreditar la lícita tenencia de los derechos de propiedad intelectual, se presentará certificación del Registro de la Propiedad Intelectual en la que conste su inscripción u otra documentación que lo acredite fehacientemente.
  • Acta notarial en la que se acredite la lícita tenencia de derechos de la obra.
  • Contratos entre empresa productora y los autores: director, guionista, director de fotografía y compositor. En este caso se deberá adjuntar asimismo una “Declaración responsable de la empresa productora”. 

En nuestra opinión, la última opción es la más sencilla (y es la que elige casi todo el mundo), pero hay que presentar también la declaración responsable que podéis descargar a través del siguiente enlace:

Además, en el caso de que existan varios coproductores, se debe aportar también el contrato de coproducción, siempre y cuando no se hubiese presentado antes.

En conclusión, si después de leer este artículo aún tienes dudas o necesitas asesoramiento legal, en Visual Inlaw contamos con un equipo de abogados especilizados en derecho audiovisual y propiedad intelectual. Estamos aquí para ayudarte en cualquier situación legal que puedas enfrentar y te proporcionaremos la asesoría necesaria para resolver tus problemas de manera efectiva y eficaz.

Estamos a tu disposición para responder cualquier pregunta que puedas tener y asesorarte en tu proyecto audiovisual.

Otros enlaces de interés: